Viajar con perro de Argentina a España

Guía de pasos para viajar con tu perro de Argentina a España.

Por qué preparar a tu perro antes de viajar en avión.

Emigrar no es fácil. 

Requiere de mucha convicción, coraje y extremada paciencia.

Si caíste por acá, puedo entender cómo te sentís.

No puedo vivir sin mi perro. Necesito un cambio en mi vida y no lo quiero abandonar. Él es mi responsabilidad. Es todo para mí”

Futuro emigrante, amante de los perros.

Seguida esta reflexión viene la frase del millón.

Me da mucho miedo que mi perro viaje en bodega. No sé qué hacer. Ví casos de perritos que la pasaron muy mal.

Tu principal temor.

Hace casi 1 año y medio que con Olivia estamos viviendo en España.

Si me preguntás si vale la pena el estrés, mis respuestas siempre serán dos:

  1. Si conocés cómo es tu perro, sí vale la pena.
  2. Si no tenés idea de cómo va a reaccionar, buscá ayuda en un educador canino ya.

La decisión de emigrar de Buenos Aires a España la tomé para las fiestas del 2018.

Hoy miro para atrás, y digo “Wow” ni me lo creo yo. 

Es la misma sensación cuando estás por la cuarta o quinta temporada de tu serie favorita y aún tenés en tu cabeza el primer capítulo que hizo que te engancharas hasta ahora.

Por eso, antes de averiguar los requisitos y trámites para que tu perro pueda viajar con vos en avión, primero preparalo.

Estos son los 3 pasos claves antes de zambullirse con los trámites:

Analítica de sangre y estudios complementarios:

Veterinaria para viajar con perro


Consultá con tu veterinario de confianza cuál es el diagnóstico de salud de tu perrito.

Hay animales que pueden verse muy bien por fuera, pero puede que escondan un problema de corazón, riñón, tiroides, sobrepeso, etc.

Tampoco olvides que la edad es un factor no menor a la hora de viajar.

Si no viene bien del todo con sus huesos y articulaciones, no descartes sesiones de fisioterapia o acupuntura para mejorar su calidad de vida.

Rutina:

Parece una tontería pero te diría que es fundamental. No solo para tu perro, sino para vos también.

Si hay algo de que me arrepiento mucho es haber modificado la rutina de Olivia en los meses previos al viaje.

Nuestra fecha de partida fue el 18 de Octubre de 2019.

Olivia, el 19 de Julio de ese mismo año sufre un episodio de convulsiones, donde desconocía  los motivos.

Este hecho hizo que me replanteara la idea de emigrar.

Me angustié muchísimo. 

Pero claro, ¿cómo la perra no iba a estar estresada si ya no vivíamos en casa?

Nos habíamos mudado unos meses a lo de mis viejos, había dejado de trabajar en la oficina y mi cabeza iba a mil.

Yo estaba muy nerviosa y Olivia que es una perrita tan buena, absorbió todo mi estrés.

Por suerte, recurrimos a un veterinario neurólogo, que es un crack en Argentina.

Se llama Fernando Pellegrino.

Incluso llegó a responder mis consultas estando ya en España.

Así que Be Calm.

No alteres sus paseos, ni su comida, ni su entorno.

Intentá jugar mucho con tu perro, distraelo y empezá a prepararlo en su bolso o canil de viaje.

Canil o transportín de viaje:

Transportín semirrigido para mascotas para viajes en avión apto para Air Europa.

Si hay algo que Oli sí disfrutó mucho es su adaptación a su transportín de viaje.

Lo bueno es que ya contaba con la experiencia que habíamos compartido juntas en nuestro viaje a Uruguay.

Si bien en este caso no iba a viajar en el canil, el usar un transportín semirrígido me ayudó a conectar con ella y que se relajara mucho más luego de sus convulsiones.

Entrenamos juntas todos los días un ratito durante 2 meses.

Eso hizo que tomara confianza con el bolso y fortaleciera su vínculo conmigo.

Convengamos que los premios fueron nuestro gran aliado a la hora de que Oli se adaptara muy bien.

Incluso llegó a utilizar el bolso de viaje como espacio para dormir. Algo muy importante por si nos tocaba un vuelo sin asientos vacíos.

Al final no fue así. 

Más adelante te cuento cómo fue la experiencia con Oli durante las 12 horas que viajamos en avión juntas.

Aplicación del Microchip para perros en Argentina.

El microchip vendría a ser como el DNI de tu perro y es lo que acredita que vos sos el propietario en caso de que le suceda algo.

Si bien existen varios métodos de identificación de mascotas, el microchip es obligatorio para viajar a Europa.

Lamentablemente, en Argentina no lo es.

Por lo que no son muchas las veterinarias habilitadas a colocarlo.

Nuestra veterinaria de confianza no pudo hacerlo, ya que no contaba con el equipo que lo permitiera.

Así que a Olivia, el microchip se lo aplicaron en la veterinaria Petshop Recoleta ubicada en Av. Las Heras 2599.
Teléfono: +54 11 4805-8867

Oli no sintió nada cuando se lo colocaron.

Yo estaba acompañada por mi papá quien la sostuvo de atrás, y yo del cuello mientras le hablaba.

Fue así que la veterinaria con una especie de jeringa se lo aplicó.

La atención fue excelente en todo momento.

El microchip para perros es un objeto muy pequeño, del tamaño de un grano de arroz.

Se coloca por única vez y dura toda la vida.

Está compuesto por una serie de dígitos y en cuestiones técnicas debe respetar las Normas ISO 11784 o el anexo A de la 11785.

Importante: el veterinario luego de colocarle el chip, debe expedir un certificado de implantación con tus datos y el de tu perrito.

Esos mismos datos son los que permitirá que tanto Senasa como las autoridades de Aduana en el aeropuerto de destino los lean a través de un lector.

De esta manera, ellos verifican que el animal es de tu propiedad.  

Aerolíneas que aceptan mascotas: tu momento de reservar y comprar los pasajes.

Llegó el momento crucial de elegir aerolínea.

Cuando viajás solo todo es muchoooo más fácil.

Tenés un popurrí de compañías, escalas y precios de acuerdo con la demanda que haya en la fecha que quieras viajar.

Pero con perro esa libertad termina en el tacho.

Ojo, no quiero decir que tu perro no valga el estrés de gestión del pasaje.

Solo digo que aceptes la realidad tal como es.

Continuo.

Mi cabeza barajaba 4 opciones de aerolíneas pet friendly:

  1. Aerolíneas Argentinas
  2. Iberia
  3. Air Europa
  4. Latam.

Con Aerolíneas Argentinas la consulta la hice en una de sus sucursales del Microcentro. Por teléfono no lograba comunicarme.

El trato no fue el mejor.

No porque me hayan atendido mal, sino que la persona que me recibió era de manual.

Se limitó a remarcar que el peso límite con transportín incluido era de 7 kilos (ojo estoy hablando de Julio 2019) por mascota.

Y lo que me terminó de convencer de que NO iba a reservar pasaje con ellos fue cuando me informaron que hasta el día del viaje no era 100% seguro que Olivia viajara conmigo.

via GIPHY

Exacto. Desde la compañía no sabían qué tipo de avión iban a asignar al momento del vuelo. 

Adiós.

Por lo que continué con Iberia.

El precio con Iberia sabía que iba a ser más caro.

Tenía tanto buenas como malas referencias en cuanto al servicio a bordo con el animal.

Iberia a nivel online es bastante clara.

Hay que esperar un poquito para que te atiendan, pero tanto a nivel presencial como telefónico el trato fue correcto.

A diferencia de Aerolíneas Argentinas, el peso límite era de 8 kilos (incluido el transportín de viaje). 

La tasa de embarque se paga al momento del check-in y sí me aseguraban que Oli no iba a tener problemas de viajar conmigo en cabina.

Ojo, Olivia estaba excedida de peso. En ese momento era una bola de pelos de 9 kilos. 

Operación dieta y ejercicio a full de acá hasta que viajáramos en Octubre.

Más adelante te cuento del trainning. 😁

Con Iberia, no me terminaban de cerrar los costos.

Cabe aclarar que yo buscaba  un vuelo directo desde Buenos Aires a Madrid.

No quería que Olivia pasara por el estrés de despegues y aterrizajes más de 1 vez.

Latam era más económico, pero en esa oportunidad no vendía vuelos directos. Solo con escala. 

Además los requisitos sanitarios de los países donde hubiese escala podrían ser totalmente diferentes a los del destino final.

En otra vida será con Latam.

No en esta.

Así que la última opción que me quedaba averiguar era con Air Europa.

Con Air Europa fue amor a primera vista. 

Se esforzaron mucho en explicarme y ayudarme a entender cuáles eran los pasos necesarios para que Oli viajara bien conmigo en cabina.

Me mantuvieron informada por correo electrónico.

Sabía cómo y a dónde confirmar las reservas y autorizaciones correspondientes.

Todo para que Oli tuviese los datos ok al momento de hacer el check in y viajar.

Al igual que con Iberia el peso límite era de 8 kilos, sin embargo el precio era casi un 20% menos para la fecha que yo quería viajar.

Ya iba tomando forma.

Pero la frutilla del postre tenía nombre: “Certificado de apoyo emocional”.

¿Qué es y para qué sirve el certificado de soporte emocional para viajar con perros en avión?

El certificado de apoyo emocional es un documento que firma y sella un profesional de la salud mental. Sea psicólogo o psiquiatra.

Y es el que informa a la aerolínea los motivos por los cuales tu mascota debe viajar con vos en cabina.

Cabe aclarar que la misma compañía debe indicarte cuál es el protocolo que debe seguir el profesional al momento de expedir el certificado.

El certificado emocional permite “evitar” que tu perro viaje en bodega. 

Ojo, si estamos en presencia de perros muy grandes, te recomiendo asesorarte por una empresa que se especialice en el transporte internacional de mascotas.

Te dejo este otro artículo para que puedas quitarte más dudas sobre razas, tamaños y demás requisitos para viajar en avión con perro.

En el caso de Olivia, lo adelanté vía correo electrónico al departamento de Air Europa que se ocupa de estas gestiones.

El original lo conservé siempre conmigo y a mano al momento de hacer el check in.

Cuestión que una vez hecha la reserva y autorización de perro en cabina, compra de pasajes a través de Air Europa solo quedaba seguir con el siguiente paso:

la documentación sanitaria de Olivia.

Requisitos sanitarios para viajar con tu perro en avión desde Argentina a España.

1.- Vacunas obligatorias.

Cuando viajé con Olivia a Uruguay con el tema de las vacunas y la desparasitación interna y externa fueron más exigentes.

Para viajar a España, la única vacuna obligatoria fue la antirrábica.

El veterinario debe expedirte el respectivo certificado con su firma, sello y datos del microchip bajo el modelo aprobado por el Colegio de Veterinarios respectivo.

Es muy importante que la vacuna sea administrada a posteriori de la colocación del microchip.

El SENASA la considera válida si han transcurrido 21 días desde su administración.

¿Y la desparasitación interna y externa?

No la piden, peroooo nunca está demás hacerlo.

No sabés qué otras enfermedades andan circulando en la ciudad de destino.

Para la desparasitación externa, recomiendo usar un collar antipulgas, garrapatas y mosquitos. 

El de la marca Seresto de Bayer es perfecto para esto.

Depende del tamaño de tu perro, su duración es de 6 a 8 meses.

En el caso de desparasitación interna, consultá con tu veterinario de confianza cuál es la más efectiva para tu perrito.

Lo ideal es que lo desparasites unos días antes de viajar.

 2.- Certificado de salud.

Con Vero (tocaya), nuestra veterinaria de cabecera en Buenos Aires.

Acá tenés que ser muy muy rigurosa.

Porque la fecha en la cual se expida el certificado, dependerá que el SENASA lo tome como válido.

El certificado de salud debe emitirse dentro de los 10 días del viaje. 

Es decir, que antes de la fecha del viaje tenés exactamente 10 días para que tu veterinario emita el certificado de salud con firma, sello y datos del Microchip.

Todo bajo el modelo aprobado por el Colegio de Veterinarios respectivo para tal fin.

Luego ese original debe ser presentado ante el SENASA en la fecha que hayas elegido para cumplir con el resto de la documentación a presentar.

Yo lo tramité en nuestra veterinaria de siempre en Caballito, Veterinaria Miró. Dirección: Miró 109 Turnos: 5368-1403

3.- Aranceles y trámite ante el SENASA para el Certificado Veterinario Internacional.

El trámite consiste en entrar a la web del SENASA y solicitar un turno en el día y hora que mejor te convenga.

Allí vas a tener que completar un formulario con tus datos y el de tu mascota.

Ojo, que al momento de completarlo ya tenés que contar con el número de Microchip.

Al finalizar el proceso, vas a poder generar las boletas con los aranceles para finalizar el trámite en la sede del SENASA que te corresponda.

Nosotras vivíamos en CABA, por lo que fuimos a la sucursal de Lazareto.

El lugar no es el mejor. 

Asegurate de no ir sola, en auto y acompañada por tu mascota.

El día del turno vas a tener que llevar lo siguiente:

Todo en original y fotocopia.

  • Certificado de implantación del microchip.
  • Certificado de vacuna antirrábica.
  • Certificado de salud.
  • Formulario de solicitud descargado de la web del SENASA.
  • Tu mascota en transportín para que con un lector lean su microchip.
  • Aranceles pagos.
  • DNI del propietario o persona responsable que acompañará al animal al país de destino.

En mi caso personal, era yo quien viajaba con Olivia.

Si era otra la persona que la iba a acompañar en el vuelo, el DNI será de este, más el del responsable en el país de destino.

Para vuelos a Europa, por lo general te hacen firmar una especie de declaración jurada en el mismo momento que te atienden.

Al finalizar el trámite, te lo adjuntan a toda la documentación sellada por ellos mismos.

Cualquier duda, no dejes de preguntar en email de Lazareto: lazareto@senasa.gob.ar

Cada vez que consulté, me han sabido responder muy bien y medianamente rápido todas mis dudas.

Lista de viaje para tu perro y vos en avión.

Esta parte es la más divertida.

Es igual que hacer la lista de viaje cuando te vas de vacaciones, pero en esta oportunidad es para tu perro.

Ya me estresaba el solo hecho de que mi valija no pesara más de 23 kilos.

Por lo que armar el equipo de viaje de Oli lo tomé a modo de bálsamo. jaja.

Los check que nunca deben faltar:

  • Transportín semirrígido de viaje.
  • (*) Opcional Canil para los que viajen en Bodega.
  • Pañales o empapadores como los suelen llamar en España para colocar en el transportín.
  • Bolsitas para la caca cuando llegáramos a destino.
  • Mantita y juguete para que Olivia sienta su olor y tome confianza.
  • Bebedero portátil.
  • Agua.
  • Pretal o collar y correa.
  • Bozal. (Olivia no es una perrita agresiva y jamás mordió a nadie, pero nunca se sabe. A veces hay chicos molestos o ruidosos…)
  • Documentación sanitaria y de identificación (ver pasos previos)
  • Snacks o premios para después del viaje.

Nuestra experiencia en el vuelo de Air Europa de Buenos Aires a Madrid. 

Te lo explico por etapas. 

Cada una de ellas tuvo su dosis de estrés, pero nada grave. 

Como consejo principal te diría que tu perro vaya lo más cansado posible.

Pasealo todo lo que puedas.

Dale de comer con tiempo para que haga su digestión, (durante el viaje no es recomendable que coma, ya que se puede descomponer) y que haga sus necesidades.

En cuanto al pis, que lleves pañal en su bolso es importante.

Darle la suficiente agua (no demasiada) para mantenerlo hidratado es lo ideal.

¡Vamos a por el viaje, entonces!

En el aeropuerto de Ezeiza de Buenos Aires.

Aquí lo importante es que tengas todo a mano.

Yo me armé una carpeta con mi documentación personal y otra con la de Olivia.

Todo original y fotocopia guardadas en carpetas que vienen foliadas.

Son muy útiles para que no empieces a sudar la gota gorda al momento de hacer el check in.

Te van a pedir la copia del Certificado Internacional Veterinario expedido por el SENASA.

A Olivia no la pesaron, ya que por sistema veían todas las autorizaciones, reservas que había tramitado previamente para poder viajar con ella en avión.

¡Cuidado! 

Esto depende bajo qué condiciones viaje tu mascota, qué trámites hayas gestionado y que el personal de la aerolínea tenga un buen día.

La tasa de embarque para animales de compañía  se paga el mismo día del viaje.

Por eso no vas a poder gestionar el check in de manera online como cuando viajás sin tu perro.

Las tarifas dependen en gran medida de las que maneje cada aerolínea.

Lo que sí fue un poco estresante son los controles que se suelen hacer antes de embarcar.

¡¡Yo me mudaba de país!!

Además de Olivia, iba con abrigo, mochila, cartera, equipaje de mano, el bolso de Oli y Olivia, por supuesto.

Manejarme yo sola con todo eso, mostrar mi documentación, volver a reunir el equipaje pasado el control, presentar pasaporte, y demás me puso algo nerviosa.

Gracias a Dios salió todo bien.

En pleno vuelo.

¡Al momento de embarcar tuve la suerte que en la fila detrás de mí viajaba una chica que era educadora y peluquera canina!

Me ayudó muchísimo hasta ubicar mi asiento en el avión.

Incluso se quedó cuidando a Oli cuando yo tenía ganas de ir al baño. 

La otra GRAN SUERTE es que el vuelo no iba completo. Y el asiento de al lado mío estaba libre!!!!!

Creo que nunca fuí tan pero tan feliz. Compensó todo el estrés que venía llevando hace algunos meses.

Al momento del despegue Oli tuvo que mantenerse dentro del transportín debajo de mi asiento.

Tembló unos 10 minutos hasta que el avión logró nivelar la altura.

Como yo estaba allí, la acariciaba y le hablaba para que se relajara.

Gracias a Dios luego durante casi todo el viaje durmió al lado mío en el asiento que iba vacío.

Sí, muchísima suerte.🙌

El personal del vuelo fue muy amable con nosotras en todo momento.

Creo que Oli fue la única perra que viajaba en el avión.

Por eso es importante reservar plaza con tiempo. El número de mascotas por vuelo es limitado.

Y solo es admisible un animal de compañía por pasajero.

Aterrizamos y faltaba el paso final. 

Atravesar los controles en Madrid.

En el aeropuerto de Barajas de Madrid.

¡La cuota de estrés no fue en la Aduana, fue en la terminal 1 (la más antigua de Barajas) donde no hay ascensores!

Menos mal que Oli es una perrita tranquila y en todo momento no tiró de su correa.

Me acuerdo que hubo un par de señores que me ayudaron a bajar por las escaleras.

¡Era para darle más adrenalina al final del viaje! jaja.

Cuando llegamos a los cinturones para retirar mi equipaje, ví la Aduana donde hay que acercarse en el caso de tener que declarar algo.

¡¡A Olivia!! 

Me atendieron muy bien, leyeron su microchip, me pidieron toda la documentación tramitada y … finito!!!

¡No lo podía creer! 

En el siguiente video te comparto mi cara y ojeras de cansancio.

Traslado del aeropuerto de Madrid al airbnb pet friendly.

Ya habíamos llegado a destino, pero no todo terminaba en el aeropuerto de Barajas de Madrid.

Moverte y trasladarte en cualquier ciudad con tu mascota sin un auto, requiere de buscar otras opciones de transporte.

Madrid es conocida por sus excelentes trenes y metros (subte para nosotros).

De hecho se puede viajar con perro en ellos.

La cuestión es que yo venía con bastante equipaje y la solución más segura y cómoda era contratar un servicio de remise privado que fuese pet friendly.

La reserva la hice directamente desde Buenos Aires unos días antes de viajar y la empresa que contraté fue My Animal Car .

En todo momento la atención fue muy buena.

El coche superlimpio y adaptado a las necesidades de tu perro. 

Tenía una funda para proteger el asiento, que la cambian para cada viaje y un cinturón de seguridad para que Olivia viaje segura y sujeta a su arnés.

Como el vuelo había llegado una hora antes de lo previsto, nos vino de diez para que Olivia hiciera sus necesidades.

Aproveché para que tomara agua y comiera un poquito. 

Tampoco quería darle mucho.

No quería que  se descompusiera en el viaje hasta el airbnb que había reservado para las 2.

En el trayecto nos acompañó mi hermano.

Si bien él vive en Madrid, no dispone de auto y en el piso que alquila tampoco aceptan mascotas.

Por eso hicimos una reserva por unos días en un temporario para luego continuar viaje a nuestro destino final en Valencia.

La estadía en el piso y en la ciudad fue muy buena.

Nosotras paramos en el Barrio de Malasaña. 

Se parece en algunas partes al Barrio de San Telmo.

Es bastante familiar y a la vez con aire bohemio.

Durante los paseos nos cruzamos con varios perritos pero no tan activos como en Valencia.

Primera visita a la Veterinaria en Madrid.

Con las veterinarias tuvimos mucha suerte en el 90% de los casos. El otro 10% preferible no recordarlo.

Mejor te lo cuento en otro post.

Es muy importante que una vez que llegues a España, te acerques a una veterinaria para actualizar los datos del microchip.

Por otro lado no está de más que un veterinario español te indique cómo lo ve a tu perrito.

En España es obligatorio el microchip. 

Por lo que cualquier veterinaria cuenta con el equipo y sistema necesarios para leerlo y censar a tu mascota en la ciudad que corresponda.

Eso sí, no es gratis.  

La consulta costó unos 30 euros y el registro otros 25.

Tampoco está de más controlar todas las vacunas y asegurarte que la desparasitación sea correcta.

Nosotras tuvimos una excelente experiencia en la veterinaria Malasaña de la ciudad de Madrid. 

No le saqué el pasaporte porque preferí hacerlo en Valencia. Lugar donde íbamos a vivir.

Pero a día de hoy las veterinarias cobran alrededor de 85 euros.

Es lo que le va a permitir viajar a tu perro a cualquier destino de la UE. (Unión Europea).

Nuestra veterinaria primaria en Valencia es la Clínica Veterinaria Quart .

El trato desde el primer día ha sido excelente, tanto María José como Gema han sabido a atender a Oli como una reina.

Además hacen todo con mucho criterio y profesionalismo.

Viaje en Tren AVE desde Madrid a Valencia con perro.

En Diciembre 2019 tomamos un tren AVE que dura alrededor de 3 horas desde Madrid a Valencia.

La verdad que Oli viajó muy cómoda en su transportín de viaje.

Dependiendo del tipo de pasaje que compres, tendrás que pagar un adicional por animal. 

Y algo importante para que sepas es que solo aceptan mascotas cuyo peso no exceda los 10 kilos.

Por otro lado, para trasladarnos desde el airbnb hasta la estación de Atocha reservamos un servicio de taxi pet friendly.

Es excelente. 

Puntuales y se ve que quieren mucho a los animales.

Incluso gracias al chofer madrileño, pude reservar taxi en Valencia a donde teníamos reservada nuestra estadía.

Es una red de taxis pet friendly que se llama Mascotaxi.

Y colorín colorado, este viaje ha acabado.

¡No mentira!!

En breve voy a escribir un artículo que seguro te va a interesar.

¿Es tan difícil alquilar un departamento que acepte mascotas en España?

De mientras, te invito a unirte a nuestro Grupo de Facebook de Perros argentinos en España.

Una comunidad que crece cada día más y en donde todos los que emigramos nos ayudamos por y para el bienestar de nuestros peludos.

Conclusiones.

Emigrar no es irse de vacaciones.

Y si querés viajar en avión con tu perro desde Argentina a España, es muy importante seguir un paso a paso para volar esas 12/13 horas con tranquilidad.

Preparate con la mayor antelación posible.

Tanto por vos como por tu perro.

Y si los tiempos juegan en tu contra o tenés más de 1 animalito, lo más aconsejable es que recurras a una empresa especializada en transporte internacional de mascotas.

También dependerá de los recursos con los que cuentes.

Todos sabemos que adoptar un peludo de cuatro patas no solo requiere de mucho amor sino también de compromiso y responsabilidad.

Te deseo toda la suerte del mundo y cualquier comentario o duda, escribila debajo de este artículo.

Estaré encantada de responderte.

Por Verónica Andrea Fernández Russo.
Copywriter especialista en negocios caninos

Comentarios

  • mayo 5, 2021
    Aimé

    Excelente el artículo! me sirvió mucho. Espero el de los alquileres 🙂
    Gracias totales

  • mayo 5, 2021
    Macarena

    Hola! Gracias por toda la información! Tengo esta duda.. leí por ahí que para poder viajar con mascotas en tren es necesario que la misma esté declarada en el municipio donde reside y que tenga ya el pasaporte emitido.. yo tengo pensado mudarme de argentina a Barcelona y no se como voy a hacer para transportarme del aeropuerto al alojamiento con mi perrita.. Tenes idea si esto es así? O si voy a tener que manejarme en taxi ese trayecto? Muchas gracias!!

  • mayo 6, 2021
    Gise

    Hola un gusto de conocer tu historia …hace tiempo que nos queremos ir a Galicia y lamentablemente con todo esto q está pasando está suspendido nuestro viaje…y bueno siempre tuvimos un montón de dudas xq llevamos a nuestro perro de 10 años y hace 7 años que está ciego.. no sé si eso será algún problema para llevarlo…inmaginate de ninguna manera lo dejarías acá .te agradezco tanto x explicar cada ítem…Olí…divina saludos

¡Deja tu comentario!